• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado

21 de junio de 2012

Al servicio de la justicia internacional

La magistrada ugandesa Julia Sebutinde, de 58 años, tomó posesión de su cargo en el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya, creado por !as Naciones Unidas, el pasado 14 de marzo, convirtiéndose en !a primera mujer africana que presida este Tribunal.
“Mi objetivo profesional es contribuir a la paz en el mundo resolviendo los litigios judiciales a nivel mundial, regional e internacional”, dijo Sebutinde, que cuenta con una dilatada carrera de 32 años en el ámbito judicial. Sebutinde fue elegida tras varias rondas de votación, superando al juez sierraleonés Abdul Koroma, que aspiraba a ser reelegido.
Desde 2007 hasta su nuevo nombramiento en La Haya, Sebutinde fue jueza principal en !a causa contra Charles TayIor en el Tribunal Especial de las Naciones Unidas para Sierra Leona, en donde destacó por su firmeza para poner en su sitio al ex-mandatario liberiano, que se enfrenta al juicio definitivo el 26 de abril por crímenes contra la humanidad.
Nacida en Entebbe, en Uganda central, Sebutinde se licenció en Derecho en la Universidad Makerere en 1977. En 1990 obtuvo un Máster en Leyes por la Universidad de Edimburgo, graduándose en 1991. De 1978 a 1990 trabajó en el Ministerio de Justicia de Uganda, y después en el Ministerio de la Commmonwealth en Gran Bretaña. También formó parte del Ministerio de Justicia en Namibia, en 1991.
En 1996 fue nombrada magistrada del Tribunal Supremo de Uganda, en donde presidió tres comisiones de investigación sobre corrupción en la Policía ugandesa, las Fuerzas de Defensa del Pueblo Ugandés y la Hacienda Pública. Es miembro de la Asociación de Juristas de Uganda, de la Asociación Nacional de Mujeres Juristas y de la Asociación Ugandesa de Abogados Cristianos.
(Gentileza de Mundo Negro, nro. 573, mayo 2012, pág. 11)