• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado

20 de noviembre de 2012

Un Vicariato Apostólico en las fuentes del Amazonas: las ayudas del DOMUND a Puyo, Ecuador


Vista aérea de Puyo (Ecuador)
Puyo es un vicariato apostólico situado en la Región Amazónica Ecuatoriana surcado por ríos, cuyas aguas, tan cercanas al Pacífico – que está a unos 150 kilómetros – se irán al Atlántico después de unirse al Amazonas. El 90% es selva virgen y la mejor carretera son las vías fluviales.
Los primeros misioneros llegaron en el siglo XVII. Eran jesuitas y dominicos. Tras aquel primer impulso la presencia de los misioneros se hizo esporádica, hasta que, a finales del siglo XIX, los dominicos de Ecuador se encargaron de nuevo de la evangelización de los nativos que pueblan la zona. El sistema utilizado durante muchos años por los misioneros dominicos consistía en recorridos por los ríos con permanencia de, al menos, un mes en cada población para la catequesis y la administración de los sacramentos, teniendo como centro de partida y llegada la Misión de Canelos, conocida así por la abundancia de árboles de canela que tenía.
Y es que esta región es misionera por los cuatro costados. La ciudad de Puyo, que da nombre al vicariato y a la región fue fundada por el misionero dominico Fray Álvaro Valladares en 1899. En 1949 llegaban las primeras religiosas a la misión, las Dominicas de Santa Catalina de Siena de Colombia…
Los sucesivos obispos y misioneros han realizado una intensa evangelización y promoción humana con la educación como eje, una labor continuada por el actual obispo, el burgalés Mons. Rafael Cob García, y el grupo de sacerdotes y misioneros. Ahora hay son más ecuatorianos que extranjeros lo que muestra el éxito de la evangelización.
Aún así las necesidades siguen siendo muchas. Las Obras Misionales Pontificias, gracias a la generosidad de los fieles de todo el mundo con el DOMUND, han enviado 100.000 dólares. Están destinados a varios proyectos como la construcción de la capilla para la comunidad de “La Libertad”. Una comunidad pequeña con 350 habitantes, todos de etnia quechua, pero que es centro de reunión y encuentro para muchísimas familias que viven a lo largo de los ríos Pastaza y Pausiyacu. La misma comunidad ha preparado el terreno y ha llevado a cabo todos los pasos necesarios para legalizar la construcción.
Otro proyecto es continuar con la obra del primer monasterio contemplativo de Puyo, el Monasterio de Nuestra Señora del Rosario, de las Hermanas Clarisas. Para la Iglesia de Puyo es un paso muy importante y la realización de un verdadero sueño. Tener una comunidad contemplativa significa tener un verdadero pulmón espiritual en una zona donde el nombre de Jesús, gracias a los misioneros, equivale a amor, bondad, educación, promoción humana.