• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado

30 de noviembre de 2013

Sentirse bien en sí mismo e ir mas allá


Feliz Navidad o Feliz Año, puede ser cualquier día que algo bueno nos pueda ocurrir en este mundo, donde las dificultades, los peligros y las necesidades son enormes. Comparto algo que ocurrió aquí en Karamoja, Uganda, hace un mes.
    Cuando vi por vez primera el aspecto físico de  Tulia, me choco y quede sorprendido por la bolsa que formaba la piel y que le colgaba de su brazo izquierdo. El intentaba cubrir su brazo con su ananga( tipo manta suave que se usa entre los jóvenes para cubrirse del viento y de la lluvia).
    Me daba apuros mirarle o preguntarle qué le ocurría en el brazo, le encontraba tímido como con miedo de ser observado, deje pasar la ocasión, pero pregunte a un hombre que había venido a saludarme. No supo darme una respuesta, simplemente me dijo que tenía una enfermedad en la pie; mas no se puede preguntar, pues no lo saben, como yo tampoco.
 Con el tiempo, y volviendo a esa zona, a unos 18 kms. de la Misión,  visite su poblado, su gente y pude preguntar a su padre, que me explico que ya eran varios años que tenía esa enfermedad, y que fue creciendo hasta lo que se puede ver hoy.
 Era una lástima para mi ver a este joven en esta situación y sin perspectivas claras de hacer algo para saber lo que tenía y como curar o mejorar su salud. Pasaron varios, entre tanto el padre de Tulia le llevo a un hospital donde le dijeron que no tenían los medios para operar, o que los dos médicos del hospital no sabían cómo hacer; cuando me lo contaron, no tenían muy claro cuál de las dos era la razón; el hecho es que volvieron a su poblado igual que habían ido.
 Saque varias fotos del brazo de Tulia, pero se quedaron en la cámara hasta que por fin fui al Hospital de St. Kizito de Matany, al lado de la Misión donde estoy ahora, allí encontré al Dr. Franz. Hable con el sobre el caso, enseñé lagunas fotos y me dio esperanzas.
 Después de un tiempo, volví al poblado de Tulia, hable con el joven y su padre, les conté mi entrevista con el médico y la posibilidad de operar, aceptaron ir al Hospital de Matany, a unos 220 Kms. de su poblado , muy lejos en estos territorios con malos caminos y con muy escaso medios de transporte; con medios públicos puede llevar hasta dos días, pues apenas pasan  coches.
 Yo marche con ellos, y ya en contacto con el médico, al llegar nos recibieron bien, le chequeo por encima,  y me dijo que en las fotos el tipo bolsa parecía mas pequeño, pero que mañana comenzarían a hacerle los análisis y demás cosas necesarias para luego poder operar. Según dijo el doctor, tenía “neurofibromatosis tumor” ( múltiples tumores en la piel), que había poco que hacer en cuanto curar ,pero que al menos se podía eliminar esa bosa que debería pesar unos tres kilos.
 La operación fue larga, lenta y meticulosa, pero todo fue bien, yo pude asistir, sacar algunas fotos y así poder contra a la familia como fue la operación de su hijo. Tulia permaneció un mes en el hospital, pues tenían que seguir el proceso de cura y su evolución, le tuvieron que hacer un trasplante de piel de una pierna y colocarla en la herida de la operación, todo fue bien.

 Por fin, pudo volver a su poblado, feliz y tranquilo, por su brazo y su experiencia en un lugar alejado y diferente de su poblado y entorno, allí le he encontrado una de la veces que he tenido que volver a Kapedo en el norte de Karamoja.
 Todo esto relatado y vivido aquí como seguramente en muchas parte del mundo, se puede hacer gracias a familiares, amigos, o simplemente a personas, que nosotros aquí no conocemos, pero que generosamente, a pesar de la crisis y dificultades, comparten algo de lo que incluso tienen necesidad, pues creen que es posible cambiar y mejorar las vidas de los más necesitados del planeta, pues entre todos otra sociedad y otro mundo, más humano y cercano es posible.
  Aquí, aun la vida es así, uno no tiene más remedio que aguantar con lo que lleva encima; un futuro con mejores perspectivas en salud, educación, poder comer tres veces al día, aún está lejos, por desgracia. Queda mucho camino que recorrer, mucho que mejorar mirando al bien común.
 A veces, quisiera entrar en la mente y vida profunda de estas personas, y ver su visión de la vida, de sus situaciones, problemas y posibles soluciones desde ellas mismas, pero no es posible, cuando uno ha nacido y crecido en otra realidad, reencarnarse , querer ser y vivir en otra realidad como esta de Karamoja, no creo que sea posible de momento, aunque algunos lo hemos intentado y nos hemos quedado a medio camino, incluso con los años vividos aquí y conocer bien su lengua el Karimojong.
 Creo que a pesar del pesimismo y las circunstancias difíciles de vida en que estamos aquí, vemos que cada mañana la vida nos brinda nuevas esperanzas y retos, para caminar con la gente en sus penas y alegrías, pero todo esto, sin duda, gracias a todos vosotros que nos ayudáis, nos dais ánimos y nos tenéis presentes con vuestro compromiso de fe.
 Bueno, se acerca la Navidad, y aunque os recuerdo y os tengo muy presentes en mis oraciones y tareas, os quiero desear una Feliz Navidad, una Navidad de Esperanza con futuro, de cambios solidarios, y de no rendirse ante los problemas y dificultades que nos vienen de un lado y de otro, pues los que creemos en Jesús, su venida, nos allana los caminos, nos da luz verde para luchar por un mundo más humano y cercano, rompiendo las barreras que nos dividen y separan.
 Que seáis felices y la paz  os llene como personas. Saludos a todos y rezad por nosotros. Vuestro amigo,
Longinos López
Matany Mission, Navidad  2013