• "Se valiente, la misión te espera"


    Descarga todos los materiales para celebrar el Domund 2017
  • Presentación Domund 2017


    "El valor de ser misioneros" Anastasio Gil, Director de OMP España
  • Mensaje del Papa para el Domund 2017


    "La Misión en el corazón de la fe cristiana"
  • Reflexión Pastoral Domund 2017


    "Cuestión de valentía", Javier Carlos Gómez Director Diocesano de OMP Valladolid
  • ¿Qué es el Domund?


    La jornada en que, de un modo especial, la Iglesia reza por los misioneros y colabora con ellos
  • ¿A quién ayuda el Domund?


    Los donativos hacen posible la labor evangelizadora de la Iglesia en los territorios de misión
  • ¿Qué son los territorios de misión


    Conoce a fondo las misiones con el mapa en que se muestra dónde están los misioneros y la ayuda enviada por OMP España

29 de noviembre de 2015

SI ESTOY SENTADO, LEVÁNTAME, SEÑOR

SI ESTOY SENTADO, LEVÁNTAME, SEÑOR


El Adviento abre nuestro corazón a la esperanza.
La presencia del papa Francisco en África, tan cargada de gestos y mensajes llenos de misericordia y esperanza, se convierten en una invitación a vivir la comunión con la ESPERANZA de un mundo nuevo.
Un mundo que sólo surgirá si nos agarramos al Señor.

Si dudo de tus promesas; levanta mi fe, Señor
Si aumentan  mis pesares; alza mi ánimo, Señor
Si me  acosan mil dificultades;
 haz inmensa mi fortaleza, Señor
Si mi  interior se acobarda; reaviva mi espíritu, Señor
Si me  ciegan los ídolos;
 dirige mi vista hacia Ti, Señor
Si me  enloquece la apariencia;
 lleva mi corazón a Ti, Señor
Si mi  cabeza se inclina; sostenla para poder verte
Si me  encuentro esclavo;
 rompe mis cadenas para poder caminar
Si me  encierro en mí mismo;
 reorienta mi alma hacia Ti, Señor
Si me  conformo con lo que veo;
 recupera mi afán de buscarte
Si sufro  por la ansiedad;
 alimenta en mí la conformidad
Si prefiero la comodidad;
 llámame y ponme en pie, Señor
Si duermo y no te espero;
 abre mis ojos y despiértame, Señor
Si me  despisto y no te busco;
 espabílame y condúceme, Señor
Si me  equivoco de dirección;
 recondúceme y reoriéntame, Señor
Si prefiero otros señores;
 háblame y hazme ver tu grandeza
Si no  tengo miedo a nada;
 dame fe y dame tu santo temor
Si me creo único e  invencible;
 acércate y dame humildad
Si pasa el tiempo y  desespero;
 ayúdame y ven a mi encuentro en Navidad
Amén.

(Javier Leoz)