• SEMANA ESPAÑOLA DE MISIONOLOGÍA


    "Misión y redes" Burgos del 2 al 5 de julio de 2018
  • CURSO DE VERANO DE MISIONOLOGÍA 2018


    "El Espíritu nos impulsa por los caminos de la Misión" Segovia del 25 al 30 de junio
  • MENSAJE JORNADA MUNDIAL DE LAS MISIONES 2018


    “Con los jóvenes, llevemos el Evangelio a todos” Francisco - DOMUND 2018
  • Guía Compartir la Misión 2018


    Propuestas de voluntariado misionero para jóvenes
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes
  • GESTO


    Revista misionera para los niños
  • REVISTA MISIONEROS


    Revista misionera para adultos que recoge la actualidad misionera de la Iglesia

29 de noviembre de 2015

SI ESTOY SENTADO, LEVÁNTAME, SEÑOR

SI ESTOY SENTADO, LEVÁNTAME, SEÑOR


El Adviento abre nuestro corazón a la esperanza.
La presencia del papa Francisco en África, tan cargada de gestos y mensajes llenos de misericordia y esperanza, se convierten en una invitación a vivir la comunión con la ESPERANZA de un mundo nuevo.
Un mundo que sólo surgirá si nos agarramos al Señor.

Si dudo de tus promesas; levanta mi fe, Señor
Si aumentan  mis pesares; alza mi ánimo, Señor
Si me  acosan mil dificultades;
 haz inmensa mi fortaleza, Señor
Si mi  interior se acobarda; reaviva mi espíritu, Señor
Si me  ciegan los ídolos;
 dirige mi vista hacia Ti, Señor
Si me  enloquece la apariencia;
 lleva mi corazón a Ti, Señor
Si mi  cabeza se inclina; sostenla para poder verte
Si me  encuentro esclavo;
 rompe mis cadenas para poder caminar
Si me  encierro en mí mismo;
 reorienta mi alma hacia Ti, Señor
Si me  conformo con lo que veo;
 recupera mi afán de buscarte
Si sufro  por la ansiedad;
 alimenta en mí la conformidad
Si prefiero la comodidad;
 llámame y ponme en pie, Señor
Si duermo y no te espero;
 abre mis ojos y despiértame, Señor
Si me  despisto y no te busco;
 espabílame y condúceme, Señor
Si me  equivoco de dirección;
 recondúceme y reoriéntame, Señor
Si prefiero otros señores;
 háblame y hazme ver tu grandeza
Si no  tengo miedo a nada;
 dame fe y dame tu santo temor
Si me creo único e  invencible;
 acércate y dame humildad
Si pasa el tiempo y  desespero;
 ayúdame y ven a mi encuentro en Navidad
Amén.

(Javier Leoz)