• "Se valiente, la misión te espera"


    Descarga todos los materiales para celebrar el Domund 2017
  • Presentación Domund 2017


    "El valor de ser misioneros" Anastasio Gil, Director de OMP España
  • Mensaje del Papa para el Domund 2017


    "La Misión en el corazón de la fe cristiana"
  • Reflexión Pastoral Domund 2017


    "Cuestión de valentía", Javier Carlos Gómez Director Diocesano de OMP Valladolid
  • ¿Qué es el Domund?


    La jornada en que, de un modo especial, la Iglesia reza por los misioneros y colabora con ellos
  • ¿A quién ayuda el Domund?


    Los donativos hacen posible la labor evangelizadora de la Iglesia en los territorios de misión
  • ¿Qué son los territorios de misión


    Conoce a fondo las misiones con el mapa en que se muestra dónde están los misioneros y la ayuda enviada por OMP España

31 de diciembre de 2015

FELICITACIÓN A LOS MISIONEROS

FELICITACIÓN A LOS MISIONEROS

 
 
 
Que el Señor os bendiga
a vosotros, misioneros,
que tenéis siempre en vuestros labios
la Palabra de Dios,
y la proclamáis con alegría,
 en las periferias del mundo.
 
Que el Señor os proteja
a vosotros, samaritanos del siglo XXI,
porque toda vuestra vida
está dedicada a  ser hospital de campaña,
donde los heridos y desamparados
descubren que la misericordia de Dios
 tiene el color de la fraternidad.
 
Ilumine su rostro sobre vosotros
para acompañar la marcha de los pueblos
por el desierto del olvido
y recorrer, con paso firme, la ruta de la libertad,
patria nueva, donde abundan los frutos
de la paz, justicia y dignidad.
 
Os  conceda su favor
su gracia, su ternura  y su predilección,
porque toda vuestra existencia es
un derroche de generosidad y gratuidad.
 
Se fije en ti
con la querencia que se adhirió a  su Hijo,
porque vuestra vida se ha revestido
 de encarnación y misericordia.
 Os llene de su Espíritu
y  de todos sus dones
durante los 365 días del año.

Y os conceda la Paz
El premio nobel del evangelio,
para vosotros, testigos de las Bienaventuranzas,
 constructores de su reino,
que entonáis, al unísono con María,
en los campos postergados del mundo,
el canto insuperable del Magnífica,
bajo la  sonrisa complaciente de Dios.