• JORNADA INFANCIA MISIONERA 2018


    "Atrévete a ser misionero"
  • ¿QUÉ ES INFANCIA MISIONERA?


    Una obra del Papa que cuida de los niños más necesitados en las misiones
  • PRESENTACIÓN JORNADA INFANCIA MISIONERA 2018


    "Atrévete a ser misionero" Anastasio Gil presenta la Jornada
  • PALABRAS DEL PAPA A LOS NIÑOS


    "Seamos siempre misioneros"
  • ¿A QUIÉN AYUDA INFANCIA MISIONERA?


    Apoya proyectos en todo el mundo, de educación, salud, protección de vida y evangelización
  • DONATIVOS INFANCIA MISIONERA


    Tu donativo es vita para muchos niños ¡Colabora!
  • SUSCRÍBETE A GESTO


    ¡Hagamos de los niños de hoy personas que quieran amar!
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños

19 de enero de 2016

Infancia Misionera

                                         INFANCIA MISSIONERA: OLE, OLE Y OLÉ 


                                              
 

Un ¡hurra! inmenso, que atraviese las fronteras del mundo

y llegue hasta el último rincón de la tierra,

a este movimiento infantil, 

fundado hace 172 años y extendido

por 133 países del mundo.

¡OLE Y OLE! Por la preciosa labor que ha desempeñado en el corazón de los niños, enseñándoles a mirar al mundo con los ojos misericordiosos de Dios.

¡OLE Y OLE! Por haber contemplado a toda la humanidad como a una gran Familia.

¡OLE Y OLE! Por llevar en los labios siempre la palabra GRACIAS, en primer lugar dedicada a Dios, Señor que regala vida; pero también GRACIAS a los padres, a los amigos, a los vecinos y a los lejanos: UN NIÑO MISIONERO SIEMPRE DICE  G R A C I A S.

¡OLE Y OLE! Por que el niño misionero todos los días reza por los que no conocen a Jesús.

¡OLE Y OLE! Porque el niño de la Infancia Misionera comparte su dinero con aquellos a los que les falta lo necesario para vivir.

¡OLE Y OLE! Porque se informa, a través de la revista Gesto, de lo que sucede en las misiones y tiene siempre dispuesto a ser misionero allí donde vive.

¡OLE Y OLE! A la infancia misionera por la cantidda de vocaciones sacerdotales, religiosas y misioneras que ha dado al mundo.

¡OLE Y OLE! porque mantiene viva en el corazón de los niños, la llama de la fe, del amor y de la esperanza, en medio de un mundo que necesita de estrellas que iluminen la vida de los pobres.