• JORNADA INFANCIA MISIONERA 2018


    "Atrévete a ser misionero"
  • ¿QUÉ ES INFANCIA MISIONERA?


    Una obra del Papa que cuida de los niños más necesitados en las misiones
  • PRESENTACIÓN JORNADA INFANCIA MISIONERA 2018


    "Atrévete a ser misionero" Anastasio Gil presenta la Jornada
  • PALABRAS DEL PAPA A LOS NIÑOS


    "Seamos siempre misioneros"
  • ¿A QUIÉN AYUDA INFANCIA MISIONERA?


    Apoya proyectos en todo el mundo, de educación, salud, protección de vida y evangelización
  • DONATIVOS INFANCIA MISIONERA


    Tu donativo es vita para muchos niños ¡Colabora!
  • SUSCRÍBETE A GESTO


    ¡Hagamos de los niños de hoy personas que quieran amar!
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños

6 de marzo de 2016

EXTREMADURA CELEBRÓ LA JORNADA DEL MISIONERO EXTREMEÑO


EXTREMADURA CELEBRÓ LA JORNADA DEL MISIONERO EXTREMEÑO




En el magnífico paraje del Santuario de Ntra. Sra. de Chandavila, situado en el municipio de la Codosera (Badajoz), el día 5 de marzo, se reunieron alrededor de 300 peregrinos. Procedían de diversos pueblos  de  Extremadura, con un objetivo: rezar y honrar a los misioneros.

         Al llegar, grupos de voluntarios ofrecían pañoletas conmemorativas, folletos y un reconfortante desayuno.

          A continuación, saludo del alcalde, miembros de la cofradía y delegado de misiones de Badajoz.

         Breve oración y documentada exposición de las apariciones de la Virgen  en este lugar.

         El momento más impresionante de la mañana fue la predicación de las Obras de Misericordia a cargo de misiones/as, procedentes de África y Asia. Donde se desgranaron la belleza de unos testimonios que ponen de manifiesta las heridas del mundo.  Todo ello en una emocionante procesión en el entorno del Santuario.

         Después la reflexión por grupo sobre cómo “Ser testigos de la Misericordia”.

         Comida compartida, confesiones y, para finalizar: eucaristía presidida por D. Celzo, arzobispo de la provincia eclesiástica.

         A las 18 h. regreso feliz, bajo el eco de una Iglesia que sueña con “salir a los caminos” siguiendo el ejemplo de los misioneros y, así entregar al mundo el mejor tesoro: a Jesucristo, el rostro de la misericordia del Padre.