• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado

23 de julio de 2012

Se celebra en Tanzania el Capítulo General de los Espiritanos

La Congregación del Espíritu Santo, los espiritanos, inauguraba domingo 24 de junio su 20ª asamblea mundial con la recreación de la llegada, en el siglo XIX, de los primeros misioneros cristianos a la ciudad tanzana de Bagamoyo, donde transcurre el encuentro.
El Capítulo General, que cuenta con la participación del responsable máximo de la congregación en Portugal, padre Tony Neves, se inició con la aproximación de un barco de vela con un grupo de personas junto con el obispo de Zanzíbar, Mons. Augustine Shao. Tras un pequeño recorrido por mar el prelado pisó la arena de la playa, besó la Biblia que traía en la mano y con una vela encendida encabezó la procesión, a la que se unieron los participantes en el encuentro, hasta la cruz memorial que señala la llegada de los primeros espiritanos, según explica el padre Neves.
El encuentro, con el lema "Sed fervorosos en el Espíritu", reúne a 115 participantes de todo el mundo y se prolongará hasta el 22 de julio. Durante estos días se estudiará la situación de la congregación, se elegirá a un nuevo superior general y su consejo, además de proponer nuevos objetivos para los próximos años.
En la apertura del Capítulo que por primera vez tiene lugar en África, el arzobispo de Dar-es-Salaam, cardenal Polycarp Pengo, afirmó que "los traficantes de esclavos fueron los grandes enemigos de los primeros espiritanos", congregación que contribuyó a la abolición de la esclavitud en el país. "Hoy hay otros que quieren ocupar su lugar esclavizando a los más pobres", añadió el prelado Augustine Shao, también espiritano, que ha sido blanco de ataques por parte de extremistas islámicos, que le quemaron el coche sin que las autoridades reaccionaran.
El representante diplomático de la Santa Sede, el nuncio apostólico, leyó un mensaje del Papa Benedicto XVI que aludía al sacrificio del primer grupo de Espiritanos cuyos integrantes murieron con apenas 34 años de edad a causa del clima y de enfermedades tropicales.
En la Eucaristía celebrada por 22 obispos de la Conferencia Episcopal de Tanzania, el nuncio recordó que los Misioneros del Espíritu Santo construían iglesias, escuelas y hospitales, pero lo más importante fue la construcción de las comunidades cristianas.
El político musulmán responsable de la ciudad situada a 70 km de Dar-es-Salaam, capital económica de Tanzania, dio la bienvenida a los participantes y prometió que las autoridades locales se responsabilizarían de la seguridad de los religiosos.
Los espiritanos alemanes llegaron a la isla de Zanzíbar en 1863 para apoyar la liberación de esclavos en Bagamoyo, en la costa continental del Índico, a donde llegarían en 1868.
Los Misioneros del Espíritu Santo se fundaron el 27 de mayo de 1703 en Francia, por Poullart des Places, y hoy están presentes en más de 60 países de los cinco continentes con 3.000 sacerdotes y religiosos.