• Mensaje del Papa


    "Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría"
  • JÓVENES Y MISIÓN


    “Escuchar a los jóvenes y hacerlos protagonistas” Francisco
  • Guía Compartir la Misión 2018


    Propuestas de voluntariado misionero para jóvenes
  • ENCUENTRO MISIONERO DE JÓVENES 2018


    6 al 8 de abril, El Escorial, Madrid
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

4 de junio de 2014

Campaña “Sienta un niño en tu mesa” en ayuda a un comedor social en Picota, Perú


Un euro para Picota” es el objetivo de la campaña que se ha puesto en marcha en Córdoba para ayudar al comedor social de la misión diocesana de Picota. Se trata del comedor popular “Sagrado Corazón de Jesús”, inaugurado el pasado 12 de marzo, y que se encuentra en la misión diocesana de Picota, en la Prelatura de Moyobamba, Perú.
Desde hace varios años, la diócesis de Córdoba se encuentra vinculada a tierras peruanas, concretamente, a la misión de Picota, donde dos sacerdotes cordobeses y unas religiosas obreras llevan a cabo una gran actividad pastoral y humanitaria.
Entre sus múltiples proyectos, han puesto en marcha este comedor social al que diariamente acuden unos 150 niños y 40 adultos, por lo que ha sido necesario emprender una campaña para animar a todos los fieles a colaborar con su sostenimiento. Con esta campaña, cuyo lema es “Sienta a un niño a tu mesa”, se puede apadrinar a un niño de Picota y cubrir sus gastos de alimentación y de material escolar, aportando un euro por día.
Gracias a la caridad de muchas personas de la diócesis de Córdoba y de Picota, pueden atender, especialmente, a aquellos niños y adolescentes que viven una situación familiar difícil, por ser huérfanos, tener muchos hermanos y apenas recursos económicos, y que sufren en muchos casos desnutrición.
Con el apoyo de los colegios pertenecientes a la Obra Pía Santísima Trinidad, podrán contar también con una ayuda estable para hacer frente a los gastos del comedor. Los niños pertenecientes a los Colegios de la Trinidad y sus padres se comprometen a “adoptar” por un año a un niño o niña y “sentarlo a su mesa”, como uno más de la familia. “Es una iniciativa hermosa para estrechar lazos de fraternidad con aquellos hermanos nuestros que más sufren. Por todo ello, los misioneros que se encuentran en la prelatura de Moyobamba quieren dar las gracias en nombre de las familias a las que pertenecen los niños del comedor, a todos aquellos que han hecho posible este proyecto”, manifiestan desde la delegación de misiones de Córdoba.