• Mensaje del Papa


    "Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría"
  • JÓVENES Y MISIÓN


    “Escuchar a los jóvenes y hacerlos protagonistas” Francisco
  • Guía Compartir la Misión 2018


    Propuestas de voluntariado misionero para jóvenes
  • ENCUENTRO MISIONERO DE JÓVENES 2018


    6 al 8 de abril, El Escorial, Madrid
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

9 de octubre de 2014

Fallece Emilio Galindo, de los Padres Blancos, uno de los mayores expertos españoles en cultura árabe


El sacerdote de los Padres Blancos, Emilio Galindo, ha fallecido a los 87 años de edad. El padre Emilio fue el fundador del Centro Darek-Nyumba, “tu casa” en árabe y swahili, una Asociación Benéfico-Cultural, sin fines lucrativos y comprometida de modo especial con los problemas del mundo musulmán y el diálogo Islamo-Cristiano.
Emilio Galindo había nacido en la población granadina de Cúllar-Vega. Estudió en el seminario menor de Granada, cursando Filosofía con los jesuitas en Córdoba. En esta época conoció a los Padres Blancos, que acababan de fundar casa en España. Comenzó el noviciado en Maison Carrée, Argel, en septiembre de 1948. Al año siguiente se trasladó a Thibar, Túnez, donde los Misioneros de África tenían un Teologado internacional. La víspera de su ordenación de subdiácono, 27 de junio de 1952, pronunció su Juramento Perpetuo Misionero. Aquel verano vino de vacaciones a España y, al regresar a Túnez, se quedó en Cartago, donde se preparaban los diáconos al sacerdocio. Sería ordenado en la Catedral Primada de Cartago, el domingo de Pascua, 5 de abril de 1953.
Según cuenta su compañero y amigo Antonio Molina “otros compañeros españoles de la misma ordenación fueron enviados a diversos países africanos, pero al bueno del ‘pequeño’ Emilio le tocó ‘bailar con la más fea’. Los superiores lo destinaron a Roma, para doctorarse en Filosofía en la Universidad Gregoriana. Estudió el árabe en Túnez e Islamología en el Instituto que los Padres Blancos dirigían en la misma capital. En 1958, es nombrado director del IBLA. Emilio tenía la pluma fácil y durante su estancia en Túnez, con la colaboración del entonces muy joven padre Paco Donayre, otro granadino, escribe en español su obra más conocida: Juventud rebelde, que ha sido traducida a varias lenguas, entre las que recuerdo las versiones al árabe, francés, inglés, italiano y swahili”.
En 1963, fue nombrado rector del Seminario de Filosofía de Logroño. Al cabo de tres años el seminario se trasladó a Madrid, viviendo los seminaristas en pequeñas comunidades en pisos, siguiendo los criterios de la época del post-concilio Vaticano II. El padre Galindo, es enviado a Sevilla, para fundar una nueva comunidad de Padres Blancos, cuya tarea era la animación misionera en toda Andalucía.
En 1969 se traslada a Madrid, donde funda el Centro Darek-Nyumba. El aspecto más importante de dicho centro era su labor docente, enseñando el español a los alumnos venidos principalmente de los países árabes. Ha sido director de dicho centro hasta el año 2012”.
Fue profesor invitado del Pontificio Instituto de Estudios Árabes y de Islamología de Roma desde el año 1989 y ha sido Profesor invitado de la Universidad Pontificia de Comillas (1993-2004) y autor de numerosos libros y artículos sobre cultura árabe. El Padre Emilio Galindo fue también el inspirador y realizador, junto con la Asociación Islamo-Cristiana de los dos Congresos Internacionales de Córdoba, de resonancia mundial, el primero de los cuales tuvo lugar el 14 de septiembre de 1974