• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado

16 de diciembre de 2014

carta del obispo a los misioneros

  












Cáceres 3 de  diciembre de 2014

Queridos misioneros: 

Un año más, en este tiempo de gracia, que es el Adviento, deseo ponerme en contacto con vosotros mediante esta carta.
Sigo con verdadera preocupación y amor los acontecimientos que cada día nos llegan de esta época de la historia que nos toca vivir: un mundo lleno de enormes problemas de todo tipo, hambre, guerras, persecuciones, desplazamientos….Pero en medio de estos dramas pienso en vosotros, los misioneros, hombres y mujeres de esperanza, de bienaventuranza, como os llamaba San Juan Pablo II.
Optasteis  por vivir en los límites, en las fronteras comprometidos con la justicia, el amor, la paz, valores auténticos del Reino, viviendo en altísima pobreza, soledad, persecuciones en muchos casos, expuestos a diferentes enfermedades, con una inmensa entrega, disponibilidad  y generosidad ante tantas necesidades.
Admiro vuestra vida en este mundo nuestro que parece haber perdido la esperanza por estar al borde de un pesimismo total; pueblos sufriendo continuamente y abrumado por un número enorme de problemas.
Sois vosotros, los misioneros, los modelos referenciales, verdaderos constructores d ela civilización del amor para tantas personas que viven sin sentido. 
Nuestra Diócesis, que camina en Coria-Cáceres, se siente muy orgullosa de vosotros. Yo, personalmente agradezco vuestras visitas, pues me llena de alegría encontrarme con vosotros. 
Encomiendo a vuestras oraciones el momento tan importante que comenzamos a vivir en nuestra Diócesis. Hemos comenzado el XIV Sínodo Diocesano. Es nuestro deseo que el Sínodo en estos momentos nos aliente a caminar juntos con Cristo para renovarnos en la esperanza.
Sueño con poder alguna vez encontrarme con vosotros y así conocer de cerca vuestros proyectos y trabajos. Sabéis que podéis contar conmigo para cualquier cosa que necesitéis. 
Con mi deseo de que la Navidad la viváis como caricia de Dios y que la añoranza de esta bendita tierra de Extremadura se vea recompensada con la alegría de la venida del Salvador.
Que la paz acompañe  vuestra vida es lo que deseo para vosotros. Con afecto os bendigo