• CONCURSO CÓMICS


    Concurso de Infancia Misionera
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • GESTO


    Revista misionera para niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

5 de enero de 2015

DÍA DE LOS CATEQUISTAS NATIVOS Y DEL IEME

6 de enero:  DÍA DE LOS CATEQUISTAS NATIVOS Y DEL IEME

                       

 SOMPHONG= LA MAESTRA
           
             Cecilia Somphon (su nombre significa “maestra”) nació en un pueblecito de Tailandia, llamado Huey Suam. Es uno de los pocos pueblos que existen en el país compuesto en su totalidad por católicos.
            Era muy joven y acababa de casarse, cuando los ancianos de la comunidad se presentaron en su hogar para suplicarle que aceptara prepararse para ser la catequista de la parroquia.
            Somphon acogió  la invitación “como una llamada, no de los ancianos de la comunidad, sino de Dios”, que le pedía disponibilidad para desarrollar una preciosa misión.

            Estaba dispuesta a “aceptar que se hiciese en mí la voluntad de Dios, que siempre nos da la ayuda para realizar las obras que nos encarga y más si estas son llevar a otros su Palabra… Desde aquel primer momento mi vida cambió”, confiesa Somphon; “de una vida marcada por el dolor de haber perdido a mis padres de niña, vivir la soledad de la falta de familia y amigos y ello en medio de la miseria que toda guerra genera, pasé a experimentar la “ALEGRÍA”  de sentirme llamada a formar parte activa en la comunidad cristiana…Y así aquella niña solitaria, huérfana y despreciada por muchos que había sido yo, había llegado a conocer más en profundidad a los hombres y mujeres de mi entorno, a Jesús el Cristo y al Dios Padre de todos”.

            Dios ha llenado la vida de esta catequista de una profunda pasión: “Encontré el Amor que Dios me tiene y ello me ha hecho encontrar la felicidad y tener la Fortaleza para anunciar, desde entonces, a niños y mayores la Verdad de Dios y el Amor que Él nos tiene a cada uno de nosotros Algunos de los niños a los que he acompañado han llegado a ser ordenados sacerdotes o a profesar en diferentes congregaciones religiosas y  esta bendición de Dios sobre ellos también me ha dado especial alegría”.

            A pesar de los nuevos tiempos que corren por el mundo y las dificultades que esto entraña, Somphon mantiene viva la alegría. Una alegría que aumenta cada día: en la catequesis con los niños, en la relación con los enfermos a los que visita por las casas, en la relación con los cristianos y con los pocos budistas que habitan este pueblo.

            Más de 3 millones de catequistas, al igual que Cecilia Somphon desarrollan en la Iglesia una misión insustituible. Reciben diversos nombres: Líderes cristianos, Delegados de la Palabra o Catequistas de comunidades en misión.  Son un auténtico regalo, que alegra no sólo la vida de las comunidades cristianas donde viven, sino que son una esperanza alegre para la extensión del Reino de Dios, especialmente en las misiones. Por eso la Iglesia les dedica con especial consideración esta jornada.

            Epifanía es fiesta misionera para la Iglesia. Nos invita a seguir el ejemplo de los Magos: buscaron al Señor, contra viento y marea, hasta que lo encontraron.   También nosotros tenemos el reto de encontrarnos con Él, para  disfrutar de la alegría de anunciarlo. Esta etapa sinodal de nuestra Diócesis es una buena ocasión para reavivar el compromiso misionero de todo el Pueblo de Dios.
           
            En esta Jornada colaboramos con los catequistas nativos y, también, con los sacerdotes del IEME (Instituto español de Misiones Extranjeras), entre los cuales está en Mozambique, nuestro querido Francisco González Jiménez, realizando generosamente la misión de compartir la alegría de la fe con los pobres.

                        Pedro Jesús Mohedano Santibáñez

                        Delegado de Misiones, Coria-Cáceres