• Mensaje del Papa


    "Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría"
  • JÓVENES Y MISIÓN


    “Escuchar a los jóvenes y hacerlos protagonistas” Francisco
  • Guía Compartir la Misión 2018


    Propuestas de voluntariado misionero para jóvenes
  • ENCUENTRO MISIONERO DE JÓVENES 2018


    6 al 8 de abril, El Escorial, Madrid
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

28 de marzo de 2011

P. Víctor Zabala

ENTREVISTA AL MISIONERO COMBONIANO VÍCTOR ZABALA
Ha pasado junto a nosotros, unos días, el P. Victor Zabala, comboniano, misionero durante 21 años en Centroáfrica.
 El P. Víctor, en una de las misiones

 Hemos disfrutado viéndole explicar a los niños la vida de un misionero, su pasión por compartir todo con los pobres.
Hemos visto su rostro lleno de juventud, en otro tiempo, y ahora, las huellas de la cruel enfermedad…
Ha recorrido colegios y varias parroquias de la Cáceres. También Arroyo de la Luz, dejándo profunda huella en los niños y adultos.
 Celebrando la Eucaristía
Nos ha contado algo de su vida:
  • ¿Cómo surgió su vocación misionera?
  • El caldo de cultivo fue mi familia, la de unos padres vizcaínos, de Durango, hondamente cristianos, que reafirmaron mi fe y mi vivencia cristiana desde pequeñito. Y en mi juventud, a los 19 años, me picó el gusanillo vocacional que me llevó a una convivencia con los Padres Blancos de Comboni, donde decidí cambiar mi novia por Cristo.
  • ¿Cómo ha sido su experiencia misionera en Centroáfrica?
  • Muy satisfactoria, ya que he recibido mucho más de lo que yo haya podido dar allí, ya que la generosidad de esas pobres gentes es inmensa: te ceden hasta su propio lecho en la cabaña o matan su única gallina para darte un festín para ellos
  • ¿Qué ha sido lo más duro de su estancia allí?
  • El haber contraído, en una transfusión sanguínea contaminada, el SIDA, lo que me llevó a estar en coma un tiempo… Lo que más me duele es que esos retrovirales que me llegaron desde España a los nativos centroafricanos no les llegan y con un simple paracetamol que les dan, se van pronto a los brazos del Padre Dios.
  • ¿Qué nos recomienda, por último que hagamos por las misiones?
  •  Seguid rezando y colaborando tan bien o mejor si cabe para que los misioneros contemos algo más en sus vidas y podamos mejorar sus duras condiciones y su ignorancia de Cristo y de su Iglesia: lo necesitamos.
Enseñando a trabajar


Explicando a los niños el trabajo en Misiones



El P. Zabala, con miembros de la Delegación de Misiones

 Con algunos sacerdotes de la Diócesis