• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado

16 de septiembre de 2014

El mes de agosto en la misión de Germán Fresan, misionero en Mozambique


El padre Germán Fresán, misionero navarro de los Sagrados Corazones cuenta desde Marera, una localidad de la zona central de Mozambique, lo acontecido en su misión en los días del pasado agosto:
“El día 1 de agosto recibimos la visita de Teodoro Montes Pérez enviado por el padre Adolfo Sastre. Es de Sevilla, ingeniero en agropecuaria. Está gozando en Marera con todo lo que está viviendo en la escuela. Está conociendo todas nuestras actividades y va a ser después un gran embajador de nuestra misión de Marera cuando vuelva para España.
Nicolás fue para Maputo el día 5 para la visita al médico de los riñones y próstata. Debe renovar también el pasaporte y si no se lo hacen en la embajada, que parece que no, tendrá que ir a Kinshasa sólo para el pasaporte. Caro pasaporte, estamos en África. Tendrá ocasión de visitar a su madre paralítica de medio cuerpo.
El día 7 llegó a Marera en autobús procedente de Beira el padre Joaquim Garre, venía a conocer Marera y de paso a visitar la familia de uno de nuestros seminaristas llamado Luis, que vive en una de nuestras comunidades, en Makonha.
Joaquín llegó de noche así que pasamos el día 8 visitando Marera: Iglesia, escuela, Centro Polivalente, gallineros, vacas, molino, abejas, huertas e incluso el cementerio. Para él todo era novedad y lleva centenas de fotos, algunas menos que el señor Teo. El sábado 9 visitamos, como estaba previsto, a la familia de Luis en Makonha, una comunidad lejos de la parroquia a más de una hora de coche. Pasamos unas horas con toda la familia. Estaban también los responsables de la comunidad cristiana de Makonha. Comimos con ellos y regresamos por la tarde. El domingo estaba previsto ir a la comunidad de Sta. María pero nos pidieron que fuéramos otro día pues había un funeral junto a la capilla y todos estaban allí. Fuimos a Gojombe a la capilla que inauguramos con el obispo el mes de junio. Así tuvieron oportunidad de hacer fotos de la nueva capilla.
El lunes día 11 fuimos a Beira para el retiro, salimos a las 7h 30 y llegamos hacia las 11h 30 al Centro Nazaret donde encontramos al resto de los hermanos de Beira y Boane. Estábamos 10. Sólo faltó Nicolás que como decía antes tuvo que viajar para el Congo para renovar el pasaporte. El retiro no lo hicimos solos estaban también 10 padres Javerianos. Fue el padre Timoteo de los Padres Blancos quien nos predicó el retiro. Unos días de paz, silencio y oración. Fue un buen retiro. Regresamos a Marera el viernes para la cena. Nos acompañaba Crispín, el nuevo miembro de nuestra comunidad, congoleño de nacionalidad, que, después de terminar la teología, fue enviado a trabajar en la misión de Marera y aquí continuará su camino hacia los votos perpetuos y ordenación.
El domingo 17 fue un día grande de fiesta, tres de nuestras Hermanas Franciscanas Misioneras de Nuestra Señora celebraban bodas de 50 y 25 años desde que entraron de religiosa. Natalia hacia 50 años y Laurinha y Elsa, 25 años. Yo me junté a las Hermanas en la acción de gracias al Señor pero no a la fiesta. Yo hago este año 50 años de profesión el día 8 de septiembre. Estaban todas las Hermanas Franciscanas Misioneras de Nuestra Señora de la región de Mozambique. También estaba la Superiora General que vino para participar en la asamblea de las Hermanas y en la fiesta. La Iglesia estaba llena, pues había muchos convidados. La misa fue muy bien preparada por las Hermanas y las chicas del internado. Había también gente del coro de la catedral de Chimoio. Después de la misa pasamos al gran salón del Centro Polivalente donde comimos todos los que estábamos en la Iglesia. Después hubo la parte recreativa que aquí nunca puede faltar.
Crispín comenzó el día 19 a arreglar sus papeles para el DIRE (documento de identidad para extranjeros) y el día 25 volvió para casa con el famoso recibo ‘espera DIRE’. Joseph le fue enseñando un poco la ciudad para que luego pueda ir sin perderse. A mí me sirve de chofer cuando voy a la ciudad al Banco.
Adolfo y Oliva nos comunicaron que el Ayuntamiento de Chiclana aceptó nuestro proyecto para construir el corral para las vacas, el centro de recogida de leche, gallinero y cercado de todo. Así que sin tardar comenzamos las obras para completar lo que ya teníamos construido.
En la escuela tuvimos que arrancar los boniatos que quedaban para poder ir preparando el terreno para la próxima campaña. Todavía tenemos más de una hectárea que plantamos más tarde y que nos servirá para plantar de nuevo de cara al próximo año 2015. Podemos calcular que este año cosechamos por lo menos 5 remolques, unas 15 toneladas. Había boniatos muy grandes como los que muestran las chicas. Los alumnos de 1º año llegaron un día para traer productos que ellos cultivan durante las alternancias pero fueron los de 2º y 3º año quienes comieron todo. Pasadas dos semanas fueron los de 2º y 3º año los que vinieron con sus productos. Se nota el grupo de 2º y 3º por que traían gallinas, pavos, etc., la mayoría tienen animales propios en sus casas. Los animales quedaron en la escuela para cuando terminemos de construir los gallineros.
El día 31 fui con Crispín a la comunidad de Muzangadzi pues celebraban la fiesta de su patrono el Beato Eustaquio, ss. cc. Es una comunidad bastante nueva que cuando llegamos a Marera todavía no tenía patrón así que les pusimos como patrón al Beato Eustaquio. Celebramos con ellos, comimos con toda la comunidad, luego acudieron muchas personas de otras comunidades cristianas vecinas para beber una bebida tradicional que prepararon con maíz y azúcar”