• "Se valiente, la misión te espera"


    Descarga todos los materiales para celebrar el Domund 2017
  • Presentación Domund 2017


    "El valor de ser misioneros" Anastasio Gil, Director de OMP España
  • Mensaje del Papa para el Domund 2017


    "La Misión en el corazón de la fe cristiana"
  • Reflexión Pastoral Domund 2017


    "Cuestión de valentía", Javier Carlos Gómez Director Diocesano de OMP Valladolid
  • ¿Qué es el Domund?


    La jornada en que, de un modo especial, la Iglesia reza por los misioneros y colabora con ellos
  • ¿A quién ayuda el Domund?


    Los donativos hacen posible la labor evangelizadora de la Iglesia en los territorios de misión
  • ¿Qué son los territorios de misión


    Conoce a fondo las misiones con el mapa en que se muestra dónde están los misioneros y la ayuda enviada por OMP España

30 de septiembre de 2014

Trinidad y Tobago: el padre Pentin, un sacerdote espiritano que "dio esperanza"


Lara Pickford-Gordon en Catholic News rinde homenaje al padre Gerard Pantin, un misionero espiritano que dio esperanza y amor a muchos habitantes de Trinidad y Tobago, la pequeña isla país cercana a la costa venezolana, en frente del delta del famoso río Orinoco.
El país atravesaba una gran crisis en los años setenta y el padre Gerard creó, como respuesta, SERVOL (Servicio de Voluntariado para Todos), una organización para responder a las necesidades de las personas en Laventille, uno de los barrios más deprimidos de la capital, Puerto España.
Con ochenta y cinco años de edad, el padre Pantin fallecía el pasado 23 de junio, tras una larga enfermedad. Cuando se produjeron los graves disturbios que amenazaron la estabilidad del pequeño país en 1970, en las calles de Puerto España, era profesor del St. Mary’s College. Como explicaba en una entrevista en 2004, el padre Pantin sintió entonces que tenía que implicarse y ayudar a los jóvenes que encabezaban las violentas protestas. “Los manifestantes venían de una zona llamada Laventille. En un momento de locura, como he dicho muchas veces, fui un día hasta la colina, sin dinero ni idea de lo que iba a hacer, y me acerqué a la gente y comencé a hablarles”. Lo único que les decía: “¿Cómo puedo ayudarte?”.
Y ese sería el lema de SERVOL, que en 44 años ha ayudado a miles de personas en Trinidad y Tobago y en el extranjero. De hecho es la ONG más importante del país, que, entre otras cosas, tiene un colegio, cuyas aulas llenas los hijos y nietos de aquellos jóvenes de 1970. Como el padre Pantin les recordaba: “Esa es la base de SERVOL. Escuchar a la gente. No limitarse a seguir adelante con ideas preconcebidas”.
El superior provincial de los padres del Espíritu Santo, el padre Gregory Augustine, decía que el padre Pantin había sido un “verdadero patriota” que ha contribuido de modo significativo no sólo al desarrollo de la Iglesia sino también al de Trinidad y Tobago.
En un comunicado con motivo del fallecimiento del padre Gerard, el primer ministro del país, Persad-Bissessar, decía que había gastado su vida “asesorando, dirigiendo y dando esperanza a los jóvenes”, además de demostrar cuánto puede marcar la diferencia la labor de sólo dos manos “en las vidas de los demás”