• Mensaje del Papa


    "Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría"
  • JÓVENES Y MISIÓN


    “Escuchar a los jóvenes y hacerlos protagonistas” Francisco
  • Guía Compartir la Misión 2018


    Propuestas de voluntariado misionero para jóvenes
  • ENCUENTRO MISIONERO DE JÓVENES 2018


    6 al 8 de abril, El Escorial, Madrid
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

29 de septiembre de 2014

Vía libre hacia el cielo



Falleció el hermano Manuel  García Viejo, de la Orden de San Juan de Dios, víctima de un enemigo invisible, el ébola.
¿Por qué no regresaste antes?
Podías haber salvado tu vida y seguir salvando la de miles de personas que, ahora, se han quedado huérfanos.
Sólo el amor ciego al pobre, al enfermo, al desamparado es capaz de producir ese milagro precioso de olvidarse de sí mismo, entregándose a los demás. Esa es tu historia y la del otra gran hermano  P. Pajares. (Estos sí que son grandes hermanos).
Contemplando hoy tu cuerpo muerto, escondido, invisible, miramos a Sierra Leona y a los países limítrofes, donde los enfermos se quedan más huérfanos, porque ha muerto el hermano-cirujano, que sanaba los  cuerpos y derrochaba alegría sobre las almas.
Hermano Manuel ¿por qué no regresaste antes?
Seguro que los innumerables abrazos recibidos, en estos 30 años,  por parte de niños indefensos, dejaron amarrado,  tu cuerpo y tu alma para siempre, a la querida tierra, donde un insignificante virus  te arrebató la vida.
Ahora, querido y admirado misionero, tu bendita persona  encontró vía libre hacia  el cielo.