• SEMANA ESPAÑOLA DE MISIONOLOGÍA


    "Misión y redes" Burgos del 2 al 5 de julio de 2018
  • CURSO DE VERANO DE MISIONOLOGÍA 2018


    "El Espíritu nos impulsa por los caminos de la Misión" Segovia del 25 al 30 de junio
  • MENSAJE JORNADA MUNDIAL DE LAS MISIONES 2018


    “Con los jóvenes, llevemos el Evangelio a todos” Francisco - DOMUND 2018
  • Guía Compartir la Misión 2018


    Propuestas de voluntariado misionero para jóvenes
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes
  • GESTO


    Revista misionera para los niños
  • REVISTA MISIONEROS


    Revista misionera para adultos que recoge la actualidad misionera de la Iglesia

2 de diciembre de 2014

PREGON DE ADVIENTO

OS ANUNCIO que comienza el Adviento.                     


Alzad la vista, restregaos los ojos,
otead el horizonte.
Daos cuenta del momento. Aguzad el oído.
Captad los gritos y susurros,
el viento, la vida...

EMPEZAMOS EL Adviento,
y una vez más renace la esperanza
en el horizonte.
Al fondo, clareando ya, la Navidad.
Una Navidad sosegada, íntima, pacífica,
fraternal, solidaria, encarnada,
también superficial, desgarrada, violenta...;
mas siempre esposada con la esperanza.

ES ADVIENTO esa niña esperanza
que todos llevamos, sin saber cómo,
en las entrañas;
una llama temblorosa, imposible de apagar,
que atraviesa el espesor de los tiempos;
un camino de solidaridad bien recorrido;
la alegría contenida en cada trayecto;
unas huellas que no engañan;
una gestación llena de vida;
anuncio contenido de buena nueva;
una ternura que se desborda…         

    ESTAD ALERTA y escuchad.
Lleno de esperanza grita Isaías:
«Caminemos a la luz del Señor» .
Con esperanza pregona Juan Bautista:
«Convertíos, porque ya llega
el reino de Dios».
Con la esperanza de todos
los pobres de Israel,
de todos los pobres del mundo,
susurra María su palabra de acogida:
«Hágase en mí según tu palabra» .

ALEGRAOS, saltad de júbilo.
Poneos vuestro mejor traje.
Perfumaos con perfumes caros.
¡Que se note!
Viene Dios. Avivad alegría,
paz y esperanza.
Preparad el camino.
Ya llega nuestro Salvador.
Viene Dios... y está a la puerta.
¡Despertad a la vida!

             FLORENTINO ULIBARRI