• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado

16 de mayo de 2013

Los obispos de Brasil contra los cambios de demarcación de los territorios indígenas


La transferencia al Congreso Nacional Brasileño de las competencias sobre la delimitación de las tierras de los pueblos indígenas y descendientes de esclavos ha recibido la oposición del episcopado brasileño. Esta facultad ha correspondido hasta ahora al poder ejecutivo, a cuyo frente está la presidenta de la república.
Los obispos brasileños consideran que la propuesta de modificación de la constitución es un atentado contra los derechos de dichas poblaciones. Una nota publicada el lunes por la Conferencia Episcopal Brasileña afirma que, “siendo de orden técnico, el asunto exige estudios antropológicos, etnohistóricos y cartográficos. No conviene, por ello, que sea transferido para someterlo al legislativo”.
En la nota se considera “preocupante” la constitución de una comisión creada por el presidente de la Cámara de Diputados para “apresurar la tramitación” del cambio constitucional. El texto recuerda que la Constitución Federal garantiza a los pueblos indígenas el derecho a sus territorios tradiciones, además de asegurar la protección del medio ambiente.
El episcopado brasileño lanza un llamamiento a todos los disputados para que rechacen este cambio, para que los “intereses políticos y económicos no se sobrepongan a los derechos de los pueblos indígenas”.
El compromiso de la Iglesia brasileña en la defensa de estos colectivos tan amenazados ha sido siempre muy firme. El CIMI, el Consejo Indígena Misionera, y los obispos de las zonas donde están enclavadas estas tierras, además de religiosos y religiosas han mostrado de palabra y obra este apoyo en innumerables ocasiones, lo que les ha llevado incluso a recibir amenazas de todo tipo.
La semana pasada un centenar de indígenas pertenecientes a las zonas amenazadas por este cambio constitucional ocuparon el pleno de la asamblea, en señal de protesta.