• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado

2 de abril de 2014

Casas para familias sin recursos: proyecto de los agustinos recoletos en Lábrea, Brasil


Los Agustinos Recoletos en la prelatura brasileña de Lábrea han puesto en marcha el Proyecto de Casas Comunitarias. Se trata de viviendas en régimen de usufructo con todos los servicios necesarios para familias de muy bajos recursos, que un día llegaron a la zona urbana de Lábrea, un municipio situado en mitad de la selva amazónica, con el deseo de una vida mejor.
La realidad es que estas familias sufren de pobreza crónica, desestructuración, desempleo, infravivienda, hacinamiento y los menores están expuestos continuamente a peligros como abandono y fracaso escolar, subalimentación, contacto con el mundo de la marginalidad y el delito, tráfico de drogas y personas, trabajo infantil o explotación y abusos de todo tipo.
Formando parte de este proyecto de casas comunitarias, el Ayuntamiento de Huarte, Navarra, ha concedido a la ONGD La Esperanza una ayuda de 1.186 euros que servirá para reformar la casa de una familia monoparental de siete miembros que actualmente viven en hacinamiento en una infravivienda.
La ONGD La Esperanza, cuyo objetivo principal es la ayuda a menores de edad en situaciones de vulnerabilidad y el apoyo a las misiones y obras sociales de los Agustinos Recoletos en el mundo, presentó el proyecto de las casas comunitarias de Lábrea a la convocatoria de ayudas y cooperación al desarrollo del ayuntamiento de la localidad navarra de Huarte.
El resultado ha sido la concesión de una ayuda de 1.186 euros que servirán para la reforma integral de la infravivienda donde viven Maria das Graças Ferreira y sus seis hijos. Además de cambiar las piezas de madera más dañadas en la actual vivienda, esta contará con energía eléctrica, agua corriente y baño, además de nuevos espacios.
El programa ya ha entregado más de 110 casas en régimen de usufructo. Además, los equipos de asistencia social atienden a la familia beneficiada y los menores entran a formar parte de programas concretos como el Centro Esperanza, hay seguimiento de rendimiento escolar y otras ayudas.