• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado

16 de junio de 2014

Como la Madre Teresa: Richard Ho Lung, un apóstol de la caridad en Jamaica

Mons. Jean-Yves Riocreux, obispo de Basse-Terre, en la isla caribeña de Guadalupe, ha escrito una semblanza de un misionero de nuestro tiempo, una de esas personas que recuerdan a la Madre Teresa y a tantos gigantes de la fe que ha tenido y tiene la Iglesia. Se trata del padre Richard Ho Lung, fundador de los Misioneros de los Pobres en Kingston, Jamaica. Con el título “En Jamaica, un apóstol de la caridad, fundador de los Misioneros de los Pobres”, Mons. Jean-Yves escribe: “Durante la Misa de apertura de la Asamblea de los obispos de las Antillas, al frente de la Catedral, hay un clérigo humilde con su sotana blanca y cinturón azul, padre Richard Ho Lung, rodeado de algunos hermanos. De origen chino – de padres budistas que se establecieron en Jamaica-, Richard nació en 1939 en Richmond Sainte Marie. Se formó de la mano de una monja estadounidense en una escuela católica. Allí, descubrió a San Francisco de Asís, en el Cántico de las Criaturas. En 1948, con el consentimiento de sus padres, Richard se bautizaba al mismo tiempo que su hermana Rebecca. Poco después, su madre y su padre también recibirían el bautismo.
En el colegio de los jesuitas en Kingston conoció a la Compañía de Jesús. Entonces decidió ser jesuita. A la edad de 20 años, comenzó su larga formación en Estados Unidos y en Roma, aprendió lenguas y se doctoró en Teología. Ordenado sacerdote en 1971 en la Catedral de Kingston, Jamaica, como joven jesuita, se ocupa de los jóvenes y... canta. A los 34 años hace de sacerdote y, a la vez, da conciertos en Canadá y Estados Unidos. Pero sigue dándole vueltas a la cabeza, preocupado por la gente joven en Kingston y la violencia en su país.
También, como San Francisco de Asís en el siglo XIII y la madre Teresa, reúne a un grupo de jóvenes que quieren vivir, al igual que él, en medio de los pobres. Y la familia creció con juventud de la India, después con los de Filipinas, Haití e Indonesia. Eligieron un nombre: ‘Los misioneros de los pobres’. Las varias decenas se convierten en cientos. Actualmente son casi 500 en varios continentes.
El padre Richard está en todos los frentes de la pobreza. Con las víctimas de un terrible incendio en mayo de 1980 con decenas de muertos, o con las del violento ciclón Gilbert del 12 de septiembre de 1988 con cientos de muertes.
Los diferentes encuentros influyeron mucho en él: la madre Teresa durante su visita a Jamaica en 1986, Juan Pablo II, a su regreso de la JMJ de Denver en 1993. Reconocido unánimemente en Jamaica, habiendo recibido numerosos premios y galardones, el padre Richard Ho Lung es un símbolo de estos ‘gigantes de la caridad’ que el Espíritu Santo suscita a lo largo de los siglos: San Vicente de Paúl y Santa Juana Jugan en Francia y muchos otros...
Estremecedor encuentro con el apóstol de la caridad, ‘misionero de los pobres’ en el siglo XXI, aquí en nuestra región y en el mundo”