• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado

23 de julio de 2014

El misionero David Martínez de Aguirre, Obispo coadjutor del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado


El Papa Francisco ha nombrado Obispo Coadjutor del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado, Perú, al dominico fray David Martínez de Aguirre Guinea. Hasta ahora era párroco y consejero del Vicariato Regional de Santa Rosa de Lima.
Fray David Martínez de Aguirre Guinea nació hace 44 años en Vitoria, e ingresó en la Orden de Predicadores, los dominicos, en 1993. Estudió en el Instituto Superior de Filosofía de Valladolid (1993-1995) y posteriormente en la Facultad de Teología de San Esteban en Salamanca (1995-1998). Se licenció en Teología Bíblica en la Universidad de Deusto en Bilbao, y realizó un curso en la Escuela Bíblica y Arqueológica de los dominicos en Jerusalén (1998-2000). Fue ordenado sacerdote el 11 de diciembre de 1999 y su primer destino fue la Parroquia de la Encarnación, en Bilbao.
En el año 2000 se trasladó a Perú para cumplir su sueño de trabajar como misionero en la Selva Amazónica. Su primer trabajo allí lo desempeño en la misión de San José de Koribeni, del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado, y como profesor de Teología Bíblica en el Seminario de dicho Vicariato.
Desde 2001 hasta la actualidad ejercía como párroco de la Inmaculada Concepción y estaba a cargo de la misión de Kirigueti y desde 2004 era consejero del Vicariato Regional Santa Rosa de Lima.
En los últimos cuatro años, fray David compaginó esos cargos con otros como responsable de la misión San Pedro Mártir de Timpía y miembro del directorio del centro cultural José Pío Aza, en la ciudad de Lima. Ahora ayudará al obispo titular de Puerto Maldonado, Mons. Francisco González O.P., en el gobierno del Vicariato Apostólico, una zona de más de 150 mil kilómetros cuadrados, poblada de diferentes etnias y familias lingüísticas.
Fue el año 1900 cuando el Papa Pío X encargó a los dominicos la evangelización del sur-oriente peruano, creando este Vicariato Apostólico que comprende una amplia zona desde las estribaciones de los Andes hacia Bolivia y Brasil, en plena llanura amazónica.