• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado

7 de julio de 2014

El Servicio Jesuita a los Refugiados-Siria recibe el Premio Internacional por la Paz


El Premio de la Paz 2014 de Pax Christi Internacional, ha sido concedido al Servicio Jesuita a Refugiados en Siria por su compromiso en la ayuda de emergencia a los sirios desde que comenzó el conflicto en 2011. La entrega de este galardón tendrá lugar el 8 de junio en Sarajevo, Bosnia y Herzegovina, en el marco de la Jornada Internacional de la Paz.
Creado en 1988, este Premio rinde homenaje a personas y organizaciones que están trabajando en la actualidad por la paz, la justicia y la no violencia en diferentes partes del mundo.
El Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) es una organización católica internacional cuya misión es acompañar, servir y defender los derechos de los refugiados y otras personas desplazadas por la fuerza. El JRS cuenta con programas en más de 50 países y ofrece asistencia a refugiados en campamentos y ciudades, a desplazados dentro de sus propios países, a solicitantes de asilo en las ciudades y a aquellos que se encuentran recluidos en centros de detención.
En Oriente Medio y África del Norte, el JRS comenzó su trabajo en 2008 en respuesta a la enorme cantidad de refugiados iraquíes que huían del conflicto en su país. Con el estallido de la violencia en Siria en 2011 y hasta hoy, el JRS en Siria se centra ahora, principalmente, en la ayuda de emergencia a los más necesitados, el apoyo médico y las actividades educativas para mejorar la reconciliación y la convivencia entre personas de diferentes contextos socioeconómicos o confesionales.
En la actualidad, la ayuda de emergencia del JRS consiste en apoyo alimentario, distribución de kits de higiene y artículos no alimentarios - como mantas y ropa -, asistencia médica básica, gestión de albergues y ayudas para el pago del alquiler. Una parte esencial de la misión del JRS en Siria es el apoyo educativo y psicosocial que se ofrece a 9.800 niñas, niños y mujeres. Entre otros servicios están la derivación a servicios legales y médicos, visitas familiares, y pequeños proyectos de subsistencia. En total, el JRS ayuda a más de 300.000 personas en Damasco, Homs, Alepo y zonas costeras de Siria.
El JRS en Siria ayuda a la sociedad civil a resistir a la lógica de la guerra y a sobrevivir a la violencia que amenaza con asolar y destruir sus comunidades. Quizás el reto más evidente al que se enfrenta el JRS, como organización confesional, es que la religión juega un papel importante en Oriente Medio, que a menudo se utiliza como una marca distintiva que se explota para azuzar conflictos. Los equipos del JRS están compuestos por personas de diferentes religiones, personal nacional y voluntarios internacionales, que sirven a todos y todas sin distinción. El JRS trabaja para servir a todos los grupos marginados, independientemente de su credo. Así, el diálogo interreligioso sigue siendo algo esencial en las actividades diarias del JRS