• MENSAJE JORNADA MUNDIAL DE LAS MISIONES 2018


    “Con los jóvenes, llevemos el Evangelio a todos” Francisco - DOMUND 2018
  • Guía Compartir la Misión 2018


    Propuestas de voluntariado misionero para jóvenes
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes
  • GESTO


    Revista misionera para los niños
  • REVISTA MISIONEROS


    Revista misionera para adultos que recoge la actualidad misionera de la Iglesia

6 de noviembre de 2014

EL HORROR DE LA PERSECUCIÓN RELIGIOSA

Sin juicio, sin condena y sin la posibilidad de defenderse, así sufren muchos cristianos la persecución. 



Ayer, Agencia Fides contaba cómo una pareja cristiana, él de 26 años Shahzad, y ella de 24 años, Shama, fueron introducidos  en un horno hasta sucumbir entre las llamas.
Una turba musulmana, de cinco aldeas al sur de Lahore los había acusado de haber cometido blasfemia, por presuntamente haber quemado unas páginas del Corán. 

Según ha explicado a Fides el abogado cristiano Sardar Mushtaq Gill, el episodio que desencadenó la acusación de la supuesta blasfemia está referido a la muerte reciente del padre de Shahzad. Hace dos días, Shama, al limpiar la casa del hombre, tomó algunos artículos personales, documentos y hojas que consideró inútiles, e hizo un pequeño fuego.

Un musulmán que fue testigo de la escena, la acusó de haber quemado éntrelas demás hojas algunas páginas del Corán. El hombre extendió la voz en los pueblos de los alrededores y una multitud de más de 100 personas tomaron como rehenes a los dos jóvenes. Entonces se ha producido el trágico final. La policía, alertada por otros cristianos, intervino señalando la muerte y arrestando, para una primera entrevista, a 35 personas.
Según explica a la agencia Fides el abogado cristiano Sardar Mushtaq Gill, “el mundo entero debe condenar enérgicamente este episodio que demuestra que en Pakistán se ha incrementado la inseguridad entre los cristianos”.
 Otro tanto, según la misma agencia dice el dominico P. James Channan, director del Centro de la Paz en Lahore: “Estamos consternados y preocupados. Los cristianos en Pakistán se preguntan hoy: ¿en qué país vivimos? La ejecución horrible y bárbara de dos esposos cristianos, acusados de blasfemia, es un acto que ofende a la justicia, los derechos humanos, la dignidad humana, la civilización, y es contrario al Estado de Derecho”.