• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado

1 de noviembre de 2014

INDIFERENCIA y RUTINA



Queridos  amigos y amigas,
    Saludos a todos desde Karamoja. Escribir  contando lo que ocurre a miles de kms, no es tarea fácil,  cuando la vida y la lucha por vivir cada día son tan diferentes, que no se pueden comparar o ver el alcance y repercusiones en el mundo que vivimos, un mundo que decimos global, pero que en práctica no es tan global, sí lo es cuando nos conviene por intereses, como cuando se nos viene encima algo como el Ebola, que mata, y sin embargo, no nos aterrorizamos cuando miles de personas mueren cada día por la malaria, quizás porque nos queda lejos y aunque ronde cerca no nos mata fácilmente.
 La indiferencia ante lo que ocurre a los demás, o la rutina que hemos acostumbrado a nuestras vidas, nos llevan a no ver másallá de lo que podemos sentir en nuestras propias reacciones, buenas o malas, agresivas o pacíficas, tolerantes o intransigentes.
 Yo mismo, aquí en Uganda, en la región de karamoja, con muchos problemas de sobrevivencia, sanidad, educación, y hasta hace pocos años, de gran inseguridad física, llega un momento que me acostumbro a las dificultades, a la rutina de cada día; aquí al lado, en el Hospital St. Kizito de Matany, uno se puede acostumbrar a  ver enfermos de todo tipo, y en el reparto de tuberculosis, muchos enfermos jóvenes y adultos con tuberculosis, una enfermedad que ha vuelto con mayor fuerza, cuando hace años había un cierto control sobre ella.
 Este año, las lluvias han sido escasas, y mal repartidas, lo cual va a provocar  una escasez de alimentos esenciales, y que la gente a pesar de su trabajo y sudor en los campos, deben afrontar la realidad y ver posibles alternativas, pero ¿ cómo prevenir todos estos problemas?
Pensar al pasado no tiene sentido, pensar al futuro no es real, aquí debemos ver el día a día, hoy podemos, mañana no se sabe. Pensar desde un punto de vista de España, aun no es posible, quizás nunca se llegara a ello, pues cada país, cultura, situación, tienen unas connotaciones muy propias y diferentes.
 Yo le pido a Dios que no me acostumbre a lo que veo cada día, como normal, o a la impotencia de producir cambios de mejoras, y de decir: la vida es así, paciencia.
Verdad es, que la gente muchas veces no tiene más remedio que agachar la cabeza y afrontar lo que les viene encima, con el tiempo se sienten impasivos al dolor, al sufrimiento, a la escasez de lo más elemental para vivir, y no les queda otra que empujar el carro de la vida con todo lo que trae, con frecuencia, mas lamentaciones que alegrías.
 Desde España, con tantos problemas que tenéis por ahí, no sécómo veréis lo que ocurre aquí, u otros lugares de nuestro  mundo, quizás pensáis que bastantes problemas tenéis ahí.
Yo, en mis años más jóvenes, creía y luchaba  por un mundo más justo, más humanitario, erradicar el hambre , la desigualdad…, pero con los años me doy cuenta que todos los esfuerzos, buenas palabras e intenciones, no están dando los frutos esperados, posiblemente porque resaltan más las malas noticias que las buenas.
 Aquí, en Uganda, la política y los políticos: parlamentarios, van a lo grande, con muy buenos salarios, que frecuencia se los suben ellos mismos, sin pensar en la situación que viven la gente que representan  en sus zonas de origen, incluso intentan poner tasas en productos que son esenciales a la gran mayoría que viven en la pobreza.
 Son los políticos, como supongo hacen ahí también, los que cuando llegan las elecciones, se acerca a sus gentes, como salvadores, prometiendo lo que casi nunca harán, engañan a su propia gente por seguir disfrutando de los beneficios de ser parlamentarios.  Suelen moverse por sus zonas, reunir a la gente, suelen ofrecer un tipo de cerveza local, que pone alegre a la gente, a veces incluso, si la ocasión lo requiere, matan un buey, o unas cabras, y ya ahí la gente queda comprada para votar a ese candidato, aunque sepan que nunca harán gran cosa por ellos. Es posible que os ocurra algo parecido por ahí, no lo sé;  al final si piensas un poco llegas a caer en la decepción, al ver las mentiras, los tapujos y los intereses personales y de partidos, esto puede empujar  a la pasividad, a la indiferencia ciudadana.
 He visto pasar por diferentes zonas de Karamoja, muchas Organizaciones no Gubernamentales, de todo tipo y diferentes proyectos y planes, muchas veces muy similares o casi calcadas, pero cada una a su aire y a ver cuál resalta más y mejor, siempre con sus logotipos, carteles de presencia en esta u otra zona, con sus indicaciones de proyectos, es decir, “aquí estamos”, como tipo competitivo. Creo que esto es muy humano y propagandístico, pero nada saludable para la gente del lugar, que ven venir y después unos meses o algún añose marchan;  donde habían sembrado ilusiones,  hacer algunos proyectos, dar trabajo a la gente que necesitan para poner en práctica los proyectos, que pueden ser un beneficio para todos,  pero la falta de continuidad y la poca consistencia de los proyectos hace que a los pocos meses de su marchar, casi todo se desvanece; esto no ayuda al crecimiento del desarrollo, aunque la gente es prácticamente inteligente, no ayuda a crecer en independencia del exterior,  no da sentido de responsabilidad  en la propia sociedad, para  hacer un desarrollo a su medida y a sus necesidades. En fin, un jaleo; para tomarlo con calma y pensar sobre ello.
 La gran mayoría de Organizaciones, ya vienen con sus planes de acción preparados, incluso cuando nunca hayan estado aquí, sin conocer la realidad de la gente y de las zonas, sus necesidades, sus posibilidades de futuro, incluso no se paran a escuchar o preguntar, antes de ponerse al trabajo.
 Llega un momento en que yo me pregunto, si varias de estas Organizaciones, lo que hacen, lo hacen mirando a la gente y sus circunstancias, y desde ahí caminar juntos hacia algo mejor, o vienen ya a realizar sus propios planes, con buenos  salarios,  en realidad como agentes de influencia y poder allí donde se mueven y actúan. 
 Son preguntas que yo me hago desde aquí, que os podéis hacer vosotros mismos, especialmente, siapoyáis alguna Organizaciones, en vuestro deseo de compartir, aliviar y mejorar la vida de muchas personas.
 No suelo escribir mucho últimamente, pues posiblemente, yo también, he caído en esa indiferencia y rutina, que incluso no te deja tiempo a pensar o parar el tiempo y recapacitar en lo que vivimos y hacemos, pero de vez en cuando los golpes que da la vida propia o ajena me hacen reaccionar y expresar más o menos bien lo que ocurre o siento.
 A pesar de todo, aun camino con la Esperanza de que la Buena Noticia de Jesús pueda ser una realidad que da sentido y alegría a mi vida de cristiano y misionero, y a las vidas de tantas personas aquí y en otros lugares de nuestro mundo, y que tenemos que compartir. 
  He querido charlar  con vosotros algo de aquí, que a mí me ayuda a sacarlo fuera y quizás a vosotros os puede dar  otra visión de donde estoy, y que no habíamos compartido. Gracias por vuestras oraciones y continuo apoyo, sin vosotros, mucho de lo que hacemos por aquí, sería casi imposibles de llevar adelante. Con cariño, os tengo muy presentes en mis oraciones y trabajos. Que Jesús os bendiga.  

Un fuerte abrazo,  P. LonginosLópez

                                                                                                 Karamoja, 15 octubre 2014